miércoles, 22 de julio de 2020

Científicos alemanes afirman que superordenador más rápido del mundo permitirá comprender el origen del universo

En junio, Fugaku, desarrollado por el Centro Riken de Ciencias Computacionales y Fujitsu, ganó el título de superordenador más rápido del mundo. Ahora, los investigadores de la Universidad de Ratisbona, Alemania, están listos para descubrir los orígenes del universo con la ayuda de una nueva supercomputadora basada en la arquitectura de Fugaku.


En la base del proyecto QPACE4 (QCD Parallel Computing Engine 4) se encuentra el superordenador PRIMEHPC FX700 que comparte con Fugaku el mismo procesador Fujitsu A64FX, basado en la arquitectura de procesadores de ARM.

Los investigadores de la Universidad de Ratisbona usarán el PRIMEHPC FX700 para explorar la cromodinámica cuántica. El objetivo es entender mejor las partículas fundamentales, incluyendo la estructura interna del protón, y determinar el estado del universo después del Big Bang. La supercomputadora también será utilizada por la universidad alemana para la investigación en el campo de la bioinformática, con un enfoque en el cáncer y la inmunología.

Fujitsu explica en un comunicado que el procesador A64FX incorpora Extensiones Vectoriales Escalables que aceleran los cálculos complejos, permitiendo que la misma operación matemática se realice en paralelo con grandes cantidades de datos.

El procesador está asociado con la memoria de gran ancho de banda que proporciona una relación equilibrada de potencia de computación, ancho de banda de la memoria y red, evitando las limitaciones de rendimiento.

Recuerden que Fugaku tiene una capacidad de 415 petaflops, logrando ser 2,8 veces más rápido que Summit, el sistema desarrollado por IBM. En total, la supercomputadora tardó unos seis años en construirse, con unos costes que superan los mil millones de dólares.

martes, 21 de julio de 2020

Netflix cae 8% en la bolsa

Aunque en el último informe anual de Netflix se registró un aumento de 10,1 millones de nuevos suscriptores en el segundo trimestre del año, las previsiones de los analistas apuntan a un tercer trimestre con unos resultados financieros que pueden no estar a la altura de las expectativas.

Los pronósticos llevaron a una caída del 8% en el mercado de valores el 17 de julio. En total, el gigante tecnológico perdió 19 mil millones de dólares en capitalización de mercado.

Durante el segundo trimestre del año, la compañía registró resultados de 1,77 dólares por acción. La cifra estaba por debajo de las expectativas de los analistas de 1,93 dólares por acción. Según el informe, los ingresos crecieron un 25% en comparación con el primer trimestre del año, lo que representa 6.150 millones de dólares.

Debido a la pandemia de Covid-19, la compañía redujo su inversión en marketing en un 28%. También se ha reducido el gasto en contenido, ya que muchos de los estudios que se cerraron para evitar la propagación de la enfermedad.

Para el tercer trimestre, la compañía espera ganar 2,5 millones de suscriptores adicionales, con expectativas de unos 5,12 millones como mucho. Los analistas predicen que los ingresos no superarán los 6.330 millones de dólares. También se espera que las acciones de Netflix se sitúen en 2,09 dólares.
 

viernes, 26 de junio de 2020

Adobe dejará de ofrecer soporte a Adobe Flash a finales de este año

Adobe dejará de apoyar a Flash a finales de este año. La noticia ya se había dado antes, en 2017, pero ahora sabemos que además de que ya no se permiten las descargas en ese momento, el contenido de Flash tampoco podrá reproducirse a principios de 2021.



Además, la compañía también animará activamente a los usuarios a desinstalar el plug-in. La prensa internacional informa que cuando se trata de seguridad, Flash ha sido una pesadilla para Adobe. Las debilidades del enchufe pueden poner en peligro a los usuarios, especialmente sin el apoyo de la tecnología, lo que justifica la campaña de la empresa para fomentar el abandono del software.

El HTML5 ha ido sustituyendo a todas las plataformas que solían utilizar el Flash y, para este propósito de apoyo, se espera una migración aún mayor al formato. Sin Flash los sitios también se volverán más seguros y las baterías del equipo estarán agradecidas.

Desde el anuncio, casi todos los navegadores han lanzado actualizaciones que bloquean el uso del software. Esto es exactamente lo que pasó con Firefox 84 y Chrome 76, por ejemplo.

Si todavía tiene Flash instalado, espere una notificación de Adobe invitándole a desinstalar el programa, incluso antes de que termine el año.

martes, 23 de junio de 2020

Cómo el MP3 se convirtio en el formato estándar de la industria

El formato MP3 es uno de los formatos de audio estándar que, considerando la velocidad a la que evoluciona todo lo referente a nuevas tecnologías digitales, el pensar que el MP3 se ha mantenido vigente por casi tres décadas es un logro bastante impresionante. En este artículo te contamos como este formato se convirtió en el estándar de la industria musical pese a que no contaba con el apoyo de gigantes tecnológicos ni grandes sellos discográficos.

Desarrollo 

En los años 80s Karlheinz Brandenburg, un ingeniero alemán de la Universidad de Erlangen-Núremberg trabajaba en un nuevo formato de audio, el objetivo era optimizar el tamaño de los archivos de audio manteniendo una calidad aceptable y el resultado de este trabajo culmino en el desarrollo del formato mp3, aproximadamente a inicios de los 90s, mucho antes de la aparición de plataformas como mp3xd e incluso varios años antes del auge de Napster.

Karlheinz Brandenburg
Este formato de audio consigue reducir las señales irrelevantes dentro de un audio sin comprimir, permitiendo con ello reducir su tamaño de forma notable manteniendo una excelente claridad en el sonido, en términos simples, archivos más ligeros pero que mantienen una calidad similar a la percibida desde un Compact Disc. El nombre de este formato fue asignado por la Organización Internacional de Normalización, un organismo no gubernamental que se encarga de establecer los nuevos estándares de codificación y formatos para distribución y comercialización de medios audiovisuales.

En este contexto, el organismo convoco a la creación de un formato de codificación de audio más eficiente, es así que se asignó como MP3 al proyecto presentado por Brandenburg y MP2 al formato desarrollado por un centro de investigación francés que estaba siendo apadrinado por el gigante tecnológico Philips que tenía un enorme interés en colocar a su formato como el nuevo estándar.

Si bien la calidad de audio y compresión entre MP2 y MP3 era muy similar, el apoyo de Philips y la influencia de esta empresa en la industria hacia que las oportunidades del MP3 para estandarizarse fueran muy bajas, prácticamente imposibles pues, mientras que Philips ya tenía patentes sobre la tecnología del Compact Disc y, por ende, mantenía influencia en la industria musical, Brandenburg no tenía ningún apoyo importante.

Winamp versión 1.006
Pese a lo anterior, Branderburg promociono la adopción de su formato dentro de la esfera académica y tecnológica, esto mediante conferencias que generaron el suficiente entusiasmo como para que un trió de programadores desarrollara un software reproductor de MP3 que se distribuía de forma gratuita, estamos hablando de Winamp.

Las ventajas en cuanto a tamaño, facilidad de difusión y el reproductor de Winamp causaron que de forma exponencial el formato MP3 ganara popularidad dentro de comunidades de usuarios de internet, y casi dos décadas antes de que plataformas como tubidy aparecieran, plataformas como Napster empezaban a generar pánico dentro de la industria discográfica.

La polémica no fue que el formato MP2 no consiguiera estandarizarse, sino que, el formato MP3 conseguía difundirse sin control, dando pie a las descarga de música de forma ilegal, un problema que los grandes gigantes de la industria musical nunca consiguieron eliminar ya que, a diferencia de otros formatos de audio y/o protocolos de codificación que se pueden aplicar a soportes físicos como Compact Disc o DVD, el formato MP3 no era capaz de protegerse mediante bloqueo de copias no permitidas, ni cifrar ningún tipo de restricción digital que complicara su difusión.

Debido a lo anterior, la adopción del MP3 se consolido como el nuevo estándar y más allá de combatirle, la industria de la música ha tenido que adaptarse al formato, siendo plataformas como Spotify que su facilidad de difusión no implica una ausencia de valor de este formato para proyectos comerciales.