martes, 2 de noviembre de 2021

Qué tomar en cuenta antes de pedir un préstamo

 Reparar el coche, financiar estudios, invertir en un proyecto de negocio, son muchas las razones por las que puedes querer solicitar un préstamo, aunque las más razonables entran solo en la categoría de financiar un imprevisto o un proyecto importante. Pedir un préstamo implica tener que devolver más dinero de lo que recibes, por lo que es importante hacer uso inteligente es cualquier instrumento de crédito a fin de que te beneficie lo más posible, de una forma u otra, por ejemplo. En este artículo te damos algunos tips que puedes tomar en cuenta antes de pedir un préstamo.

Justifica la solicitud de préstamo: No vamos a decirte que pedir un préstamo para comprar un nuevo televisor es algo malo, todos necesitamos amueblar nuestro hogar a fin de hacerla más cómoda, por lo que, si no tienes televisor, el beneficio de este bien se traducirá como comodidad en tu hogar. Sin embargo, si ya tienes un televisor y lo único que deseas es cambiarlo por otro mucho más moderno, es ahí cuando deberíamos pararnos a pensar en si esta adquisición mejorara nuestra calidad de vida.

En el caso de que necesites reparar tu coche, pedir un préstamo en este contexto tiene más ventajas que no hacerlo, ya que de lo contrario puede que llegues a gastar más en transporte público, sin mencionar el tiempo que quizá puedas perder en transportarte. Lo mismo aplica para cuando deseas financiar estudios, para un proyecto de negocio, etc., el punto es justificar la desventaja de endeudarte con las ventajas que te dará tener liquidez para financiar algo.

Analiza tus opciones: Existen diferentes alternativas de bancos e incluso aplicaciones para préstamos en México, desde donde puedes solicitar un préstamo. Sin embargo, no se trata solo de encontrar a un prestamista, sino de elegir al que mejores condiciones de pago te ofrece, es por ello que recomendamos analizar la cantidad y tipo de intereses, investigues cuales son las penalizaciones por atrasos, y en general, que analices bien el contrato, esto te permitirá elegir la mejor opción.

En este contexto, un error muy común que se suele cometer es el de solicitar el préstamo a la institución que más rápido apruebe la solicitud, en buena parte de las ocasiones, esto implicara tener que pagar exagerados intereses e incluso comprometer por mucho tiempo tu situación financiera, por lo que investigar las opciones es un paso que no debes desestimar.

Pide lo que necesitas: Seguir el consejo de solicitar solo lo que puedas pagar es imprescindible, pero también lo es el pedir lo que necesitas. Muchas personas piden menos de lo que requieren a fin de, endeudarse menos, esto tiene un poco de lógica, pero dependiendo de la situación, puede que la austeridad de crédito no sea una buena ventaja, por ejemplo, si lo que quieres es financiar un negocio, debes estar seguro que la cantidad a solicitar te permitirá cubrir las necesidades de tu proyecto, de otra manera podrías comprometerlo, hacer que fracase, y además quedarte con una gran deuda.

0 comentarios:

Publicar un comentario