miércoles, 29 de mayo de 2019

Huawei pide en tribunal cancele la prohibición de sus equipos en EEUU

A través de un comunicado difundido por la cadena de televisión china CCTV, el responsable jurídico de Huawei, Song Liuping, dice que "esta ley establece directamente que Huawei es culpable e impone un elevado número de limitaciones (...), con el objetivo evidente de alejarse de Huawei.


Huawei ya había recurrido a los tribunales para reaccionar a las sanciones norteamericanas y en marzo había presentado una queja en Texas por considerar que el Congreso norteamericano nunca presentó pruebas para justificar las "restricciones anticonstitucionales" que apuntan a la compañía.

"Esperamos que los tribunales norteamericanos declaren que la prohibición a Huawei es inconstitucional e impide su entrada en vigor", agregó Song Liuping. La prohibición de las administraciones federales en Estados Unidos de comprar equipos y servicios a Huawei, para redes 5G, está en el centro de la queja.

"Esta manera de usar la legislación (...) es un acto tiránico y está explícitamente prohibido por la Constitución de Estados Unidos", dijo el director jurídico de Huawei.

La nueva ola de ataques de Washington a Huawei ha generado efectos que afectan a varias áreas de la empresa. Primero fue la declaración de bloqueo a las compras de redes 5G, pero después Donald Trump decidió rechazar las exportaciones de productos tecnológicos norteamericanos a determinadas empresas consideradas de "riesgo", con vistas a Huawei.

Como consecuencia inmediata del anuncio de Washington, Google anunció que romper relaciones con Huawei, lo que tiene impacto en el negocio de los smartphones donde la marca china ya se acerca al liderazgo.

Sin Android, Huawei se arriesga a no convencer a los clientes a comprar los teléfonos de la marca por no poder ofrecer aplicaciones como Gmail, Mapas o YouTube, aunque se ha definido un período de transición y la garantía de que Play Store seguiría siendo accesible a los clientes de la marca.

Ante la inquietud de los usuarios y las empresas norteamericanas, Estados Unidos acordó aplazar la medida por 90 días antes de imponer sanciones, para permitir que Huawei y sus socios se adaptar.

0 comentarios:

Publicar un comentario