viernes, 22 de marzo de 2019

Spotify, un antes y después en la industria musical


Spotify es una plataforma de streaming de música que revoluciono la forma en que se consumía música en el mercado, pero principalmente, tiene el merito de ser la empresa que hizo posible un modelo de negocio en el que la gente prefiriese pagar por música antes que descargarla sin autorización de la red.


Spotify se funda en 2006, por los suecos Daniel Ek, Martin Loretzon, siendo estos desarrollador a nivel código e inversor respectivamente. Sin embargo, no se da a conocer de forma pública hasta 2008.

Spotify llega en uno de los peores momentos para la industria de la música a nivel utilidades, pues en plena consolidación de la banda ancha las descargas ilegales eran un competidos descentralizado que restaba enormes ganancias a la industria de la música, esto por la posibilidad sin ningún problema de descargar música mp3 sin tener que pagar con por ella, lo que permitía tener una colección musical cuya compra en formato cd sería una inversión de miles de dólares por cada usuario.

Dado la preferencia de las personas a las descargas no autorizadas, las firmas discográficas solo podían combatir sembrando el miedo, esto contestando con agresivas demandas contra usuarios que descargasen de forma ilegal música, haciendo que este delito fuese llegado a ser penado en una forma exageradamente ruda para la poca gravedad del delito de descargar música gratis supuestamente representa. Esto dio pie a un odio entre los usuarios hacia las compañías discográficas, que lejos de cesar las descargas ilegales, fortaleció un sentimiento de molestia y lucha, en el que descargar sin autorización era algo que se percibía mucho mejor a el financiar disqueras que se percibían como tiranas.

En este contexto llega Spotify, que, tras negociaciones con las firmas de música más importantes, logra incluir la escucha de música en su plataforma de manera gratuita, siendo la publicidad y subscripciones premium lo que permitió a millones de usuarios la posibilidad de contar con una extensa biblioteca de música sin necesidad de invertir grandes cantidades, sino bajo un esquema de publicidad o bien con subscripción de pago.

Al ser un servicio de pago mensual, Spotify se convirtió en una forma predeterminada en la que millones de usuarios escuchan música y, así mismo, permite obtener beneficios a las firmas de música, todo ello sin que se descargue nada de manera ilegal.

A día de hoy Spotify cuenta con millones de usuarios de pago y millones más bajo esquema de publicidad por escucha y es la empresa de su tipo más importante en el mercado.

0 comentarios:

Publicar un comentario