viernes, 29 de junio de 2018

Google y Facebook son acusados de manipular a los usuarios para que acepten las condiciones de privacidad

Un informe publicado por el Consejo del Consumidor de Noruega revela cómo Google y Facebook usan los llamados "dark patterns" para que los usuarios acepten la configuración de privacidad que resulte en un mayor reparto de sus datos personales. El estudio afirma que también Microsoft, a través de Windows 10, está usando estos métodos, aunque en menor grado.


Los "patrones oscuros" son interfaces de usuario o redacción de textos específicamente creados para que los usuarios tomen involuntariamente una decisión, como la de acordar ciertas configuraciones de privacidad que van contra el RGPD.

El informe, titulado "Deceived by Design", explica cómo estos "oscuros patrones" están siendo implementados por las tecnológicas al mismo tiempo que clasifica esa actividad de "antiética", cuestionando si el consentimiento dado en esas circunstancias es de hecho explícito, informado y libre según lo exigido por el nuevo Reglamento.

Uno de los ejemplos descritos en el estudio es el de los usuarios de Facebook que, al rechazar el recurso de reconocimiento facial, reciben una advertencia para indicar que la red social no podrá utilizar esta tecnología para descubrir si un extraño se está pasando usuario en cuestión.

La investigación argumenta que "ese encuadramiento y la forma en que el texto está redactado lleva a los usuarios a tomar una decisión" que a la salida no iban a tomar, haciéndoles sentir que la alternativa es "éticamente cuestionable o arriesgada".

También los colores de los botones se utilizan para hacer que el cambio a configuraciones menos intrusivas sea más incómoda. Mientras que la opción "Aceptar y Continuar" de Facebook es un azul reconfortante, elegir "Gestionar la configuración de los datos" aparece en un gris menos deseable.

Además, el texto da a entender que el usuario que prefiera gestionar cuidadosamente su información personal va a ver mucho de su tiempo consumido. Mientras que sólo necesita un clic para aceptar y aceptar las condiciones de uso de los datos empresariales, se necesitan 13 clics para desactivar la autorización de recopilación de datos.

Las gigantes tecnológicas ya reaccionaron al informe, con Google declarando a Fortune que "en los últimos 18 meses, en preparación para la aplicación del nuevo reglamento de protección de datos de la UE, hemos tomado medidas para actualizar nuestros productos, políticas y procesos para dar a todos nuestros usuarios un control directo en todos nuestros servicios. Microsoft ha confirmado a la BBC que sus servicios están "de acuerdo con el RGPD".

Como resultado del informe del Consejo de Consumidores de Noruega, ocho grupos de defensa del consumidor están pidiendo que se investigue "las tácticas engañosas y manipuladoras de Google y Facebook para convencer a los usuarios para que acepten la configuración predeterminada de privacidad invasiva".

0 comentarios:

Publicar un comentario