martes, 12 de diciembre de 2017

Ventajas de las bombas dosificadoras en las calderas de gas

Instalar una bomba dosificadora nos sirve para conseguir un caudal preciso y constante independientemente de la presión del lugar de destino. Estas pueden ser de membrana o de émbolo, y ofrecen gran precisión a bajos caudales y a altas presiones, como es el caso de la dosificación química a las calderas de gas.
El caudal se puede controlar en automático mediante un variador de frecuencia o variando la carrera de la bomba. Algunos modelos ofrecen un amplio abanico de caudales con proporción 1:3000 entre el caudal más bajo y el más alto, siendo válidas para pequeñas dosificaciones como para choques de alto caudal.
Hoy en día, las industrias en las que se emplean son el petróleo y gas, industria química, cosmética, farmacéutica, alimentos y las bebidas.
En la industria del petróleo y gas se suelen emplear bombas dosificadoras según norma API 675. API es el acrónimo de American Petroleum Institue, que publica normas de estandarización para diversos elementos del sector. Las bombas dosificadoras API 675 se caracterizan por su robustez y fiabilidad, aunque pueden resultar excesivas para otras aplicaciones menos severas. La regulación de caudal de las bombas API 675 queda limitado a una proporción de 1:100 entre el caudal más bajo y el más alto.
Cuando la bomba dosificadora se instala en una zona clasificada, en Fluideco suministramos bombas ATEX, ya que proporcionan una mayor seguridad en el proceso.
Así, en función del fluido y la presión de operación, se puede elegir entre un amplio catálogo de materiales del cabezal:
  • Bombas dosificadoras en acero inoxidable AISI316
  • Bombas dosificadoras en Hastelloy
  • Bombas dosificadoras en polipropileno PP
  • Bombas dosificadoras en PVC
  • Bombas dosificadoras en PVDF

Actualmente gracias a la innovación, existen modelos evolucionados de bombas dosificadoras que disponen de un control electrónico potente que permite:
  • Medición de caudal real
  • Regulación de caudal mediante señal 4-20 mA
  • Paro automático por alta presión
  • Evitar la gasificación de fluidos como hipoclorito
  • Detección automática de anomalías
  • Autocebado al detectar aire en la aspiración
  • Gestión de dosis por pulsos

Para conocer cuál es la bomba dosificadora que mejor se adapta a cada proceso, la mejor opción es siempre acudir a los expertos y profesionales del sector.

0 comentarios:

Publicar un comentario