sábado, 23 de diciembre de 2017

Breve reseña histórica del formato MP3

Este 2017 los propietarios de los derechos del formato MP3, concretamente el Instituto Alemán Fraunhofer y la empresa Technicolor, dieron a conocer que no renovarían su licencia por los derechos del formato, sino que empezarían a apostar por formatos más actuales de alta fidelidad que también mantienen un diseño de compresión digital como el que consolido al formato MP3. Con la muerte de este formato este año, vale la pena realizar una breve reseña histórica acerca del origen del mismo.


En los 80s, con una tecnología de almacenamiento de datos aún bastante primitiva, la idea de encontrar una forma de comprimir el audio pero manteniendo su fidelidad era una hazaña que requería, primeramente, calcular el rango de escucha del oído y después, encontrar la forma de llevar esto a un modelo matemático que fuese capaz de reducir el tamaño en bits manteniendo la calidad del sonido.

Fue en 1986 que el estudiante de ingeniería eléctrica y matemática Karlheinz Brandenburg descubrió la manera de lograrlo, creando el formato que más tarde pasaría a llamarse MP2 Y posteriormente en una mejora del algoritmo, tomaría MP3 como su nombre final. Pese a su practicidad, el formato estuvo a punto de desaparecer en los 90s por falta de apoyo, pero fue rescatado por el auge de sitios como Napster, que popularizaron descargar musica mp3.

Si bien no fue la forma más ortodoxa, el P2P ayudo a consolidar el MP3 como el formato estándar de audio, llegando incluso a destronar al CD-ROM como forma preferida por los consumidores para comprar música.

La década de los 2000 se caracterizó por la llegada de dispositivos de reproducción MP3 portátiles, que sumado al aun gigantesco crecimiento que estaban experimentando las plataformas de compartición de archivos, hizo que el MP3 se sobrepusiera a cualquier formato.


El MP3 aun será un formato bastante usado por algunos años más, al menos hasta que se alcance un crecimiento de la velocidad de internet y se mejore más la capacidad de almacenamiento de datos, de modo que haga cómodo descargar formatos de audio de alta fidelidad tan rápido como descargamos una pista de MP3 hoy en día.

Fuente: genteflow

1 comentario: