martes, 16 de julio de 2019

Leon: el profesional | Review

viernes, 28 de junio de 2019

Chernobyl (Serie) | Resumen de la serie de HBO

sábado, 8 de junio de 2019

VivaVideo: aplicación de edición de foto y vídeo para Android e iOS


La edición de fotos es una tarea que se ha vuelto muy sencilla desde aplicaciones móviles, más la edición de vídeos sigue manteniéndose arraigada al uso de PC, y denotando un cierto nivel de complejidad incluso en los programas más sencillos. Es por ello que se hace interesante encontrar una aplicación de edición de vídeo hecha para smarphones y que se mantiene tan intuitiva como cualquier app de edición de fotos, estamos hablando de VivaVideo.

Antes que nada, VivaVideo es una aplicación disponible para Android e iOS, y si bien el nombre apunta a su uso en vídeos, en realidad la app nos permite trabajar también con fotos, ofreciendo así tanto para imágenes como clips de vídeo una gran cantidad de utilidades que hace posible recortar, agregar efectos de vídeo, añadir música, importar varios clips a la vez, sobreponer tus propios doblajes, y en síntesis, al descargar VivaVideo tienes más de mil complementos para añadir y/o modificar tus vídeos de manera profesional y, sobre todo, de forma rápida e intuitiva.

La aplicación se ha vuelto relevante últimamente por la gran tendencia de compartir vídeos a modo de historia en diferentes redes sociales, tal como Instagram, y en este aspecto no podía faltar la posibilidad de compartir rápidamente tus vídeos y fotos recién editados en la app en tus redes sociales principales, así como también puedes enviarlos por mensaje privado en WhatsApp y hasta colgar directamente en YouTube, todo ello en un proceso de edición simplificado que ahorra gran carga de trabajo.

Una aplicación sin duda excelente para capturar de forma perfecta esos momentos interesantes del día a día, una cena, una boda, un momento gracioso, etc. Además, se trata de una aplicación gratuita, así que, si ya estabas buscando una app de vídeo, no hay razón para no darle un vistazo a VivaVideo disponible para su descarga en iTunes y Play Store.


Ventajas de cocinar a baja temperatura


Cocinar a baja temperatura es una de las técnicas gastronómicas que más han ganado popularidad, no solo en el ámbito profesional y no profesional, pues es una de las pocas técnicas de cocción que puede realizarse por cualquier persona sin requerir avanzados conocimientos de cocina. En este artículo te contaremos un poco acerca de esta forma de elaborar los alimentos.

Cómo su nombre lo dice, cocinar a baja temperatura se refiere a la cocción de alimentos a temperaturas tibias, que rondan los 60 grados centígrados, un calor muy suave como para realizar una cocción tradicional de, por ejemplo, un filete. A esta temperatura, la carne, vegetales u otros alimentos tardan varias horas en cocinarse y, si esperar más es claramente una desventaja, seguro te preguntaras cual es la ventaja de la cocina al vacío.

Sucede que cuando cocinamos un alimento a temperatura alta, por ejemplo, un filete, este pierde una gran cantidad de jugos y elementos que forman parte del sabor. El impacto de una cocción rápida sobre el sabor solo es entendido al cocinar a baja temperatura, una técnica que hace posible tener siempre las mejores recetas de pollo, carne, pescado o cualquier otro alimento que requiera de cocción, y no por incluir una combinación de ingredientes más sofisticada, sino solo apoyándonos en la cocción a baja temperatura que hace posible cocinar los alimentos manteniendo todos los componentes de sabor, teniendo como resultado una cocción con sabores más agudos, más vividos, no comparables con la cocción normal y que bien es una alternativa ideal para preparar una cena especial teniendo por seguro que, incluso en recetas sencillas de filetes, pollo u otros alimentos, se consigue un sabor simplemente exquisito.

El único ingrediente implícito en la cocción a baja temperatura es la paciencia y contar con un equipo Sous-vide adecuado, que básicamente funciona almacenando los alimentos en bolsas alimenticias con sellado al vacío, y realizando la cocción a baño maria con un sistema que controla la temperatura de cocción en todo momento.